Entrevista a Manuel Saavedra Lopez, autor del proyecto: PARQUE CULTURAL TEMATICO “MEDINA AL-ANDALUS” en Chauen norte de Marruecos

0
149
Entrevista de “ALHUCEMAS PRESS” a Manuel Saavedra Lopez, autor del proyecto: PARQUE CULTURAL TEMATICO “MEDINA AL-ANDALUS” en Chauen norte de Marruecos
A.P: ¿Qué le ha llevado a usted a concebir con tanto empeño un proyecto Cultural Andalusí?

M.S.L: Bueno, el tema de la herencia andalusí  me ha subyugado desde que tengo uso de razón, y estoy convencido de que ha influido mucho el hecho de ser español y haber nacido en Marruecos, con el sin fin de interrogantes que ello supone, y que en mi caso me ha llevado a un interés vital de investigación de todo aquello que teníamos, y tenemos, en común los dos pueblos, fruto de un pasado compartido, que debemos poner al día, para disfrutar del conocimiento y orgullo de haber creado y disfrutado la cultura más importante que ha existido en la historia, de convivencia entre Oriente y Occidente.

A.P: ¿Cree que los españoles actuales, deben pedir perdón al mundo musulmán, por la expulsión de los moriscos?

M.S.L: Pienso que no, porque los hechos del pasado tenemos que contextualizarlos en la perspectiva histórica en que se produjeron y, por supuesto, los ciudadanos de hoy no somos culpables… Por otra parte, no nos ayuda nada; la lamentación, la desgracia, el prejuicio, y cualquier otro término que pueda predisponer en negativo a tu interlocutor, puede hacer perder la oportunidad de llegar a una colaboración eficaz en el objetivo de sumar en lo positivo.

Por otra parte, si nos ponemos a analizar la historia, todos los pueblos tendríamos que estar pidiéndonos perdón unos a otros, por eso es preferible mirar siempre hacia adelante.

A.P: ¿Y este proyecto Medina al Ándalus, pueda ser el colofón de ese necesario entendimiento entre las dos culturas, entre los dos mundos antagónicamente separados: Occidente y el Islam?

M.S.L: Sin lugar a dudas, porque, como ya digo en el prologo del proyecto: este Parque Cultural Temático ha de servir como punto de encuentro “necesario” para un reconocimiento de la cultura andalusí, que supo coadyuvar durante cerca de ochocientos años  a todos los pueblos que hoy están en conflicto, sirviendo de modelo de convivencia entre razas y religiones, utilizando la cultura como mejor vehículo de la paz.

A.P: ¿Su optimismo en la creación de este Parque no le hace perder la perspectiva de una realidad, de la crisis que nos invade en todos los aspectos; no ya económicos sino también de valores, etc?

M.S.L: Es cierto que prefiero estar instalado en el optimismo, pero le puedo asegurar que mis años, y mi experiencia, me han dotado de las suficientes herramientas de “toma de tierra”, y no es fácil que me deje llevar por entusiasmos irreales o por sentimentalismos. Por esto, y analizando el contexto actual en el que se desenvuelven los intereses políticos, pienso que en este momento se dan las circunstancias especificas necesarias para acometer un proyecto de esta índole, en la zona adecuada, del País adecuado.

A.P: ¿Por qué Chauen, por qué Marruecos, cuando sabemos que la nación Al Ándalus abarcó una inmensa extensión geográfica, desde Oriente hasta la Península Ibérica, ocupando todos los países del norte de África: los actuales estados de Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos?

M.S.L: La respuesta es muy fácil: Chauen fue creada por los primeros andalusíes expulsados de la Península Ibérica; Chauen, al margen de ser la provincia más grande en tamaño de Marruecos, es la capital indiscutible del Rif bereber, y hemos de recordar que fue precisamente Tarik, gobernador de Tánger, de origen bereber, quien atendiendo la petición de ayuda de los hijos del Rey visigodo Witiza, deseosos de alzarse con el trono de su padre,  inició la conquista de la Península Ibérica al mando de un ejército participado en un 90% por hombres bereberes. La ciudad de Chauen, hoy día, es el máximo exponente de la medina andalusí, por su trama urbanística, los colores de las fachadas con su perfecta combinación de blancos y azules, las costumbres y vestimenta de sus habitantes, sus organizaciones gremiales y, por encima de todo, la optimización de un pueblo en mantener con orgullo la herencia de su pasado andalusí.

Por ende Marruecos es, sin lugar a dudas, el destino deseado para la creación de esta Parque por las razones geográficas de inicio y fin del reinado Andalusí. Es también en Marruecos donde actualmente se dan las circunstancias geopolíticas para servir del tan anhelado “Punto de encuentro” entre Oriente y Occidente, debido a la madurez de un pueblo que está avanzando, con pasos lentos, pero muy firmes, en la conquista de los derechos ciudadanos,  por las iniciativas de su actual Monarca, Mohamed VI, que ha impulsado los cambios necesarios para adaptar los poderes gubernamentales a las necesidades  de los tiempos modernos, consiguiendo el clima de confianza necesario y un gran ejemplo de estabilidad democrática en el contexto de todos los acontecimientos convulsos de algunos  países árabes.

A.P: ¿Ha tenido Usted alguna experiencia en proyectos de esta índole, para que pueda valorar el alcance de un proyecto de esta magnitud?

M.S.L: Le aseguro que no es de mi interés exponerle el  curriculum vitae de mi dilatada trayectoria profesional a lo largo de más de cuarenta años, pero si le voy a comentar cuales han sido las pautas que me han servido para lo que yo llamo: mi sensibilización especial con el mundo árabe, y con el mundo de la tematización.

Como le he dicho anteriormente, he tenido la suerte de nacer en un país árabe, Marruecos, que sin lugar a dudas me condiciona de una manera especial;  a este hecho he de añadir mi participación en numerosos proyectos de construcción en Sahara Occidental,  en Argelia, por no citar los realizados en Canarias y la Península. Por este motivo, le puedo decir que tengo un conocimiento importante del Magreb y de sus diversas circunstancias  específicas en un nexo común, como es el de Marruecos y Argelia, donde está muy latente el origen Andalusí, y es así como llaman a la arquitectura que aquí llamamos arte árabe o musulmán.

A esta experiencia técnica y humana, tengo que incorporar el gran conocimiento creativo que adquirí con mi participación en Expo´92, en la que tuve la responsabilidad de dirigir el contenido expositivo de numeroso pabellones de diferentes países, lo que me llevó a conocer a un grupo de especialistas de escenografías, con los que inicié una nueva etapa apasionante en la tematización del primer parque temático de España, Por Aventura, de diseño americano, donde por primera vez incorporamos el mortero tixotrópico, como producto sustancial y perdurable, en la recreación de los innumerables elementos que exigen los proyecto de esta índole, convirtiéndose de esta forma la tematización en una nueva especialidad, que podemos situar entre la Arquitectura, la Construcción y el Arte.

Después de esta magnifica experiencia y la toma de conciencia en España de la “Cultura del Ocio”,  se programaron una serie de Parques Temáticos a lo largo de todo nuestro País y, como era lógico, he tenido la oportunidad de participar en todos desde la responsabilidad de las empresas que he representado en cada uno de los Proyectos, como Jefe de Departamento, Adjunto al Delegado o, finalmente, como Director General.

Mis conocimientos técnicos y de arte, unidos a las responsabilidades que he ejercido, me han llevado a resolver los proyectos desde los Estudios de Viabilidad, realización de Masterplans, participación en la Redacción de los Proyectos de Arquitectura, Valoraciones de Alcance, Dirección y Ejecución de las Obras de Construcción, Infraestructura y Paisajismo.

A.P: Para terminar, me gustaría saber, si después de haber concluido Usted con su carrera activa, ¿le quedan energías para seguir proponiendo proyectos como el que estamos citando?

M.S.L: Le tengo que confesar, Sr. Yassin, que no era mi propósito, ya que ahora me siento inmerso en estudios y actividades universitarias relacionadas con las humanidades. Pero el proyecto “Medina Al Ándalus” representa para mí una semilla que sembré, como ya le he citado, en el año 2004, sin  fecha de caducidad, con la enorme ilusión de que algún día viera la luz. Esta razón me lleva a que en este momento en que el Alcalde de Chauen, Sr. Sefiani, lo ha rescatado, no he visto ningún inconveniente en colaborar con el en la medida de mis posibilidades, aportando mi asesoramiento, ya que se trata de dar vida a un proyecto en el que creo, por su valor cultural y porque es una deuda que tengo conmigo y con el Pueblo Andalusí. Y quiero transmitirle que, en este momento, veo posible  su realización. InchaAlallah.

Entrevista realizada por Yassin Errahmouni, 14 de diciembre de 2011.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here