¿Qué son los Países Andaluces?. Los independentistas andaluces reivindican una nación que no coincide con la actual comunidad autónoma .

0
623

¿Qué son los Países Andaluces?. Los independentistas andaluces reivindican una nación que no coincide con la actual comunidad autónoma[1].

En una entrevista publicada ayer en Vilaweb, Pedro García Altamirano, de la Asamblea Nacional Andaluza (ANA), decía: Murcia, el Algarve portugués y el Rif de Marruecos. Todo eso es Andalucía. Esta es nuestra Andalucía”. Lo que algunos conocen como Paises Andaluces, es una reivindicación histórica del nacionalismo andaluz, hasta ahora generalmente muy minoritaria, pero que la ANA ha puesto sobre la mesa como proyecto político. ¿Pero de qué hablan cuando se refieren al concepto de una Andalucía que va más allá de los límites de la actual comunidad autónoma?.

   Cabe decir de entrada que la actual comunidad autónoma de Andalucía, como de hecho todas las comunidades autónomas, es un concepto territorial que se comienza a fijar después de la primera constitución española, pero no es estrictamente territorial.
En las Cortes de Cádiz la propuesta de “provincias constitucionales” hecha por Antonio Ranz y José de Espiga presentaba un dibujo bien diferente de lo que hoy conocemos por Andalucía. Especialmente por el norte, porque la división entre las cuatro provincias andaluzas y Extremadura, Cuenca y Murcia era en aquel tiempo bien diferente de la actual, como se puede apreciar. No fue hasta 1833, cuando se establecieron las provincias actuales por Javier de Burgos, que Andalucía no tomó más o menos la fisonomía que tiene hoy,

   Generalmente, la reivindicación andalucista va más allá del dibujo de la frontera norte. Para los independentistas andaluces, Gibraltar y el sur de Portugal, el Algarve y el Alentejo, forman parte de ella. Y por el norte sigue por los territorios que en algún momento van a tener vinculación con Andalucía, especialmente porque formaban parte de las taifas de Sevilla, Granada, Málaga y Almería, antes de la conquista cristiana. Eso lleva los límites hasta el Baix Segura, al sur del País Valenciá, que se considera parte de Murcia, como de hecho reconoce una parte de sus habitantes.

   La inclusión del Rif dentro de Andalucía, como reivindica en la entrevista García Altamirano, querría decir crear una Andalucía partida en dos bloques por el mar. El Rif era una región española situada al norte de África, que se va a rebelar contra Madrid y que proclamó la independencia en 1921. La República del Rif, con población sobre todo amazigh, va a durar cinco años, hasta que los ejércitos español y francés, conjuntamente, van a a sofocarla y reintegrarla a España. Fue una guerra tristemente conocida por el hecho de que va a ser la primera en que se van a utilizar armas químicas contra la población civil.

   Actualmente, en el Rif hay un movimiento nacionalista, que forma parte de los movimientos amazighs extendidos sobre todo por Marruecos y Argelia. Los límites del Rif político coinciden generalmente con lo que había sido la provincia española de Marruecos, de la cual nada más quedan dentro del estado español las ciudades de Ceuta y Melilla [2].

—————————-

[1] Artículo publicado en la página www.vilaweb.cat el día 13/03/2017. Traducción del original en catalán por Dionísio Pereira.

[2]NOTA DEL TRADUCTOR: El artículo adolece de diversas inexactitudes en relación al “status” del Rif durante la dominación española, iniciada entre los siglos XV y XIX con la conquista de Ceuta, Melilla y los llamados “presidios menores” (los peñones de Bades/Vélez de la Gomera, Nekkor/Alhucemas y las islas Al-Jaafariya/Chafarinas, junto al islote de Perejil), y extendida más tarde mediante Protectorado al resto de su territorio entre 1912 y la independencia de Marruecos, declarada en el año 1956. A diferencia de Ceuta, Melilla y los referidos presidios (definidos como “plazas de soberanía” española), y dejando aparte la toma de Tetouán por el ejército hispano en 1859 y devuelto al “Maqhzen” un año más tarde, el resto del Rif nunca formó parte de España ni fue “región” española, sino territorio objeto de Protectorado impuesto al Reino de Marruecos por las potencias europeas en el año 1912, sin que los rifeños y rifeñas pudieran expresar su opinión. Este Protectorado en absoluto se consideró “provincia española de Marruecos” y en su jurisdicción no se incluyeron las antedichas “plazas de soberanía”, pues la metrópoli los administró (y administra) como territorio español a todos los efectos. De hecho, las fronteras entre Melilla y Beni Ensar y entre Ceuta y Fndiq/Castillejos continuaron existiendo entre 1912 y 1956. Esta pretensión “andalousí” viene de lejos y ya fué defendida durante el período de la IIª República por la revista semanal melillense “Vida Marroquí”, dirigida por el andalucista Fermín Requena, correligionario de Blas Infante, líder del andalucismo histórico. En aquel tiempo, la reivindicación andalucista del Rif también fue utilizada como aliciente para consolidar la influencia española en el Norte de Marruecos.

Por lo que se ve, la Historia sigue siendo una asignatura pendiente del Reino de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here